Pensamientos a gritos

Aquello de las “imágenes de yeso”.

Es irónico ver como se grita ¡Tolerancia! pero en el momento en que alguien expresa algo que no aceptamos, ya sea religioso, político o incluso fílmico, arremetemos contra esa personas sintiendo que tenemos la verdad en nuestra mano.

Sí, hablo en plural, porque a todos nos ha pasado. La diferencia radica en aceptar que cometimos un error y tratar de enmendarlo, contra los que continúan creyéndose los amos del universo.

Para exponer sencillamente mi punto les invito a leer lo siguiente:

Cuentan que había un hombre poniendo flores en la tumba de su difunta mujer cuando, de repente, vio que un hombre bajito, de ojos rasgados (un chino), ponía un plato de arroz en la tumba de al lado. El hombre, en tono de burla, se dirigió al chino y le dijo:

- Perdone señor, ¿de verdad cree que su muerto vendrá a comer arroz?

El chino se quedó mirando fijamente a los ojos y en tono solemne, le respondió:

- Sí señor…. en el mismo momento en el que su muerto venga a oler sus flores….”

Todos somos diferentes, tenemos diferentes gustos, pensamientos, metas, personalidades, ¿por qué es tan difícil aceptar que lo que otro piensa no es una ofensa personal para mi o que su ideología está errada?

Hace un par de días fue el Día de la Virgen del Valle. Alguien soltó una perla de sabiduría que sólo refleja su carencia de tolerancia religiosa y, para mi, de inteligencia social. Dijo lo siguiente: “…entonces van y adoran, pasean y besan a imágenes de yeso, creyéndoles milagros. ¡Que ridiculez!”

Niño, el que tu ideología religiosa o política sea diferente no te da derecho de insultar la fe de los demás.

Eso de tocar temas de fe, espiritualidad, religión y política son temas candentes, justamente por eso. Que diferente sería escuchar, entender la diferencia, y seguir sin ofender.

Igual va si eres de un partido rojo, azul o morado. Seguramente pensaré que estás equivocado, pero de ahí a que te insulte, es otra cosa.

Insultar a otros por su fe o gustos políticos es tan inútil, lo único que consigues con eso es hablar más de ti que de la ideología de los demás.

Reconozco orgullosamente que ya no sigo a esa persona, no me interesa leer a alguien con esa mentalidad y menos si insulta lo que yo creo, principalmente porque nunca le di motivos para hacerlo ni lo insulté en sus ideales, pero así es la vida, así es la gente y mientras más agresivos y engorilados estamos, más vivimos diciendo que este mundo se va acabar, que la gente ya no es gente y bla, bla, bla.

Mi humilde opinión.

  1. esacosa ha reblogueado esto desde curioseando
  2. pensamientocurioso ha reblogueado esto desde curioseando
  3. miguelpalazzo ha reblogueado esto desde curioseando
  4. you-re-my-achilles-heel ha reblogueado esto desde curioseando
  5. einhander ha reblogueado esto desde curioseando
  6. curioseando ha publicado esto